Vía Crucis “alternativo” o El rey de los manzaneros PDF Imprimir Correo

 

A parte del Vía Crucis "tradicional" que ya he explicado, representamos el Viernes Santo del año 2007 en coordinación con la parroquia de Quillacollo y gracias a la apertura de un sacerdote especialmente tolerante un Vía Crucis "alternativo" que escribí específicamente para este evento, basado en una historia verídica y al cual le di el título "El rey de los manzaneros o la muerte de un niño boliviano". Este Vía Crucis, igualmente repartido en 15 estaciones o escenas, cuenta los sufrimientos de un niño que como cabecilla de una pandilla de rateros de manzanas, llamada "Los Manzaneros", es mandado al reformatorio y allí literalmente crucificado. La procesión, conceptuada como teatro de calle, es acompañada por 15 canciones y oraciones que han sido escritas para esta oportunidad y que se refieren a los sufrimientos y malos tratos que reciben los niños y las niñas en todo el mundo. Jesús y sus discípulos son retratados como niños trabajadores y de la calle, también los ladrones que conjuntamente con Jesús son condenados. Así uno de los ladrones se convierte en una sirvienta explotada y el otro en un niño minero. En las minas de Potosí y en otras hasta hoy en día se emplean niños para sacar los minerales a través de los túneles más estrechos y bajos. Los sumos sacerdotes, los fariseos y el pueblo se representan como adultos miopes, cerrados en sus conceptos intolerantes, es decir, un médico, un ama de casa, un abogado, una secretaria y un profesor. En nuestra obra, Pilato es un juez del menor y María una barrendera humilde. De esa forma se relata la pasión de Jesús a través de una historia del sufrimiento de los niños bolivianos. En ella, Jesús no es mencionado una sola vez, sin embargo las estaciones se comparan a la del mismo camino de la cruz al Gólgota.

Stefan Gurtner, julio 2011

 

 

 


Cookies

Para poder diseñar nuestro sitio web de manera óptima para usted, utilizamos cookies. Al continuar utilizando el sitio web, acepta el uso de cookies.