Memoria del año 1989 PDF Imprimir Correo
Esta casa alquilada albergaba a los adolescentes y jóvenes para ser rehabilitados mediante diferentes trabajos pedagógicos. Entre los principales problemas habían hurtos, robos entre compañeros, agresiones violentas, consumo de inhalantes y de bebidas alcohólicas.
El deporte diario cada mañana, era tan duro sobre todo por el frio, pero beneficioso para superar las diferentes conductas. En cuanto a la alimentación, se compraba las verduras, la carne y otros víveres, recorriendo una distancia de más o menos un kilómetro en una carretilla. Por la mañana y por las tardes, todos se dedicaban a realizar sus oficios o distintos talleres, y en la noche todos salían a estudiar. Stefan Gurtner era el responsable de la Comunidad, al cual cooperaba una voluntaria, Annelies de Suiza. Esta época es considerada la más difícil tanto en el grupo y trabajo. El personal estaba conformado por cinco: una visitadora social, una educadora, una voluntaria, un responsable de la carpintería y un director.
Mi historia durante este periodo con mis 14 años ; cuando ingresé a la Comunidad por medio de uno de los internos, todo era nuevo, las formas de cocinar, jugar, reuniones, el trato del personal hacia los internos, la forma de convivir entre compañeros, las sanciones, actividades como panadería, carpintería, llaveros, compra de víveres en el mercado, etc. Esta vida era nueva para mí porque antes no había vivido en este tipo de ambiente.

(Lucio, actualmente es psicólogo de Tres Soles)

 


Cookies

Para poder diseñar nuestro sitio web de manera óptima para usted, utilizamos cookies. Al continuar utilizando el sitio web, acepta el uso de cookies.